domingo, 29 de junio de 2014

Poster


Música


Cuando solo se oye Música, el hombre calla y la sabiduría impregna sus sentidos.

Sandy Denny (Live At The BBC 1971)


Lo Mejor Es El Silencio


La fotografía que introduce este comentario la encontré en un diario deportivo dentro del apartado "Las mejores fotos del deporte" o "Las mejores fotos del mundial" que a mí tanto me da que me da lo mismo.
No voy a criticar la labor del fotógrafo porque si vemos la fotografía sólo desde el punto de vista estético o en lo humano por el afán por mantener vivos los sueños no hay nada que objetar, de hecho incluso de la miseria se puede extraer belleza y esa que no se ve es la belleza que refleja esta imagen.
En eso estoy de acuerdo, no se pueden amputar las ilusiones, los sueños, el querer o pretender cuando no tienes ni donde comer cada día, ni nada que llevarte a la boca y tu esperanza de vida es de once años. No se pueden matar y si se puede intentar que se viva mejor soñando es lícito hacerlo, por eso esta fotografía en esa parte de lo que pueda pretender tiene un valor humano brutal y merece la pena admirarla.

La otra parte, esa en la que me sale el cabrón impresentable que nadie soporta y con el que vivo hace muchas décadas me revela porque la fotografía no llevaba impreso ningún comentario referente a lo que también representa, la miseria, la amargura, la imposibilidad de la vida que un ser humano se merece, la muerte tras cada esquina, la pobreza más absoluta y la esclavitud del hombre por el hombre.
Sí, es cierto, soy un cabrón sin sentimientos y sólo veo la parte que no se debe (o quizás no porque hay unas doce líneas en las que expreso que puedo admirar la belleza) pero que en un diario de millones de ejemplares de tirada, con fotos esplendorosas de los iconos del deporte universal, relamiéndose de gusto por los trillones gastados en eventos sin un sentido más allá de la hemorragia de satisfacción para los bolsillos de los cuatro que viven cerca de donde se saca la fotografía no se haga un comentario negativo a la imagen me resulta como mínimo repugnante.

Y me ocurre porque es querer tapar la auténtica realidad, no la de los sueños e ilusiones, sino la del día a día, la realidad de un balón hecho con jirones de cualquier cosa, la del lugar lleno de basura e insalubre donde corretean chavales con un futuro tan negro como inexistente, la de la pocilga donde se ven obligados a vivir y de la que jamás saldrán salvo que el ojeador avispado de turno vea algo más allá de la inmundicia (dígase imágenes de billetes alrededor de un rostro cubierto por la sonrisa)
La fotografía tiene un significado para el que la expone, pero realmente significa dos cosas tan opuestas que no se pueden unir, por eso seguiré siendo un cabrón mal pensado pero por eso sigo honrando al ser más increíble que conocí nunca y que con noventa y cuatro años y a punto del adiós me dijo "Hijo, no hay nadie lo suficientemente bueno para que no te traicione y nadie lo suficientemente malo para que no haga alguna obra que merezca la pena". 

Poster


De Vinilos y Otras Glorias MXC

Recogemos de nuevo la invitación para adentrarnos en sonidos tan especiales como mágicos de la mano de un grupo que es parte de una historia escrita con letras de oro.


H.P. Lovecraft (H.P. Lovecraft II) 1968


Otra de esas demostraciones de una continuación a una obra magistral. "H.P. Lovecraft II" es la segunda entrega de este grupo americano de pura Psycho, maravilloso en sus primeros trabajos y uno de los señeros a la hora de recordar esa época tan mágica como tremendamente emotiva.
Como ya hemos señalado, la segunda obra no difiere (afortunadamente) en calidad con su disco debut, una manera especial y muy personal de tratar esa Música que parece sostenida en las estrellas a la espera de llegar hasta ella para quedarte allí, arriba, soñando y dejando que la mente juegue con todo lo que le llega en forma de notas.
Un compacto bloque formado por nueve temas que son un tratado compositivo elevado hasta el infinito, tremendo el tratamiento dado en los arreglos a los mismos y las mezclas que consiguen el sonido preciso para dejar que todo se introduzca en la mente de manera fácil, casi sin esperarlo.
Coros, voces y palabras recitadas se dan cita en momentos en los cuales las estrofas saltan desde el vinilo hasta el espacio, guitarras con ritmos pausados y esos efectos que hacen de los sonidos algo muy especial. Conjunto de cuerdas orquestales perfectamente ensamblados con el grupo (inmenso en detalles de algunos temas como "Keeper Of The Keys" o "Electrallentando" un poderoso afrodisíaco de 6'27'' que rezuma perfección por donde lo pilles) y una sección rítmica que no cesa de prestar ese poderío para que todo lo que llegue quede asumido en la belleza de la seda, sin aspavientos, sin brusquedades. Es delicado, es sensible, por eso los teclados arrullan a todo lo demás, pianos y sintetizadores que colman de leves efectos los temas para abrazarlos, nunca se meten en esos caminos trazados por las seis cuerdas y las voces solistas que manejan la batuta como les da la gana.
Psycho de "Paseos Por Los Sueños" astrales, terrenales, embaucadores y tan reales como lo que somos, un disco para emociones sin pausa, pura fibra elevada sobre esa sensibilidad abrumadora que parece no tener fin.
Disfruta del viaje, no necesitas pasar por la taquilla, eres el dueño de tus propios sueños y nadie que no seas tú va a decidir cómo y de qué manera.
George Edwards voz y guitarra. David Michaels voz y teclados. Jeffrey Boyan bajo y voz. Tony Cavallari guitarra y voz. Michael Tegza batería y voz.

Side One:  Spin, spin, spin;  It's about time;  Blue Jack of diamonds;  Electrallentando
Side Two:  At the mountains of madness;  Mobius trip;  High Flying Bird;  Nothing's boy;  Keeper Of the Keys


De Vinilos y Otras Glorias MLXXXIX

Una visita que se repite de un grupo tan excepcional que no nos importa si de nuevo nos invitan a pasear con ellos por esos sueños imposibles que la Música nos regala.


The Left Banke (The Left Banke Too) 1969


El segundo trabajo de The Left Banke retoma su devenir musical en el mismo punto en el cual lo dejó su obra de presentación, una pedazo de disco para deleite y gusto de los paladares más exquisitos (quizás me repita mucho en esto pero si partimos de la base que la Música que me ha sido dada es calidad por encima de todo y quien la escucha está claro por donde se mueve no hay mucho más que decir al respecto)
"The Left Banke Too" es una demostración de sonidos Psycho pasados por las manos de tres inspiradísimos músicos que consiguen una obra realmente impresionante, Psycho Pop de muchos quilates elaborado y escrito de manera genial. Porque las composiciones son inmensas, suaves, delicadas, Pop melódico que deja ese rastro de belleza que no se pierde en ningún momento, en algunos instantes casi barroco por las maravillosas mezclas de sonidos llegados de otras épocas.
Las guitarras van desmenuzando poco a poco los sonidos que llegan más allá de unas voces que son como letanías dirigiendo cada tema, arreglos orquestales tremendos que no obran de forma pomposa en las interpretaciones sino bien al contrario realzan la belleza que las mismas tienen. La base rítmica guarda el recato que merecen estos temas que se van deslizando sin esfuerzo por los caminos marcados, uno tras otro van montando el perfecto engranaje para que al final de los 31'25'' todo sea un sueño que ha pasado a través de la mente que se aviene a escuchar.
No se puede indicar nada más que no sea invitar a sentir esas canciones realizadas con el gusto por la belleza, temas como "There's Gonna Be A Storm" son una bocanada de aire fresco en la piel, "Desiree" o "Bryant Hotel" te llevan muy lejos, otras provocan ese estremecimiento que te indica que algo muy especial te recorre... y así hasta el último susurro de unas notas que quedan grabadas en las entrañas.  
Obras como esta me dan la sensación de poder disfrutar de esa magia llamada Música, un concepto tan global de los sonidos que los estilos importan menos, lo que realmente se siente es la percepción de un arte transformado en emociones y eso sigue sin tener precio.

SIDE 1:  Goodbye Holly;  There's Gonna Be A Storm;  Sing little bird sing;  Nice to see you;  Give the man a hand
SIDE 2:  Bryant Hotel;  Desiree;  Dark Is the bark;  In the morning light;  My friend today



De Vinilos y Otras Glorias MLXXXVIII

La Música es tanta magia como para poder tomar estilos que no se parecen, sonidos que no deberían ser y sentir las mismas sensaciones llenando nuestros sentidos.


Hearts And Flowers (Now Is The Time For Hearts And Flowers) 1967


Excepcional demostración primero de Música, porque es un sentimiento de orgía sensorial que se encuentra fuera de cualquier estilo, segundo y si nos ponemos a hilar muy fino de Folk Rock de la más alta calidad mezclado perfectamente con un toque de Country Rock exquisito y por supuesto sin olvidar, porque según se escucha es lo que los intérpretes quieren, ese maravilloso sello Psycho que impregna en cierta manera la obra.
Dicho esto me lanzo al barro por aquello de los gustos y algo más y suelto lo de el disco es una joya, porque así lo creo,  porque me parece un canto a la Música bien hecha, casi perfecta y con una sensibilidad abrumadora.
Ni que decir tiene que parte de la belleza del disco, una parte importatísima y que sustenta esa seda que destila son las voces, maravillosas gargantas que dan una lección de cómo se puede cantar con sensibilidad y buen gusto, lo de los solistas tremendo pero los conjuntos corales son una exhibición tras otra, inmensos, maravillosos, para llevarte al infinito meciéndote como una balsa sobre el mar en calma.
Musicalmente todo lo referido a las necesidades del estilo se ve reflejado en cada uno de los doce temas que componen el disco, las acústicas luciendo con todo su esplendor, geniales, casi rozan la piel y acarician los sentidos tocadas con un gusto... pues eso. A las seis y doce cuerdas se unen mandolinas, acordeones, tablas y banjos que realzan los sonidos dotando al disco de una variedad que no desentona aunque realmente en lo sensible y (sólo lo parece, conste en acta) sencillo radica toda la belleza que destila.
No es posible decir más o se podría estar hablando del disco todo un día, es una parte de esa Música que se pega a la piel y se lleva sin esfuerzo, maravillosamente emocional y llegado desde lo más profundo de las ganas por sentirse elevado sobre lo mortal, porque esta Música lleva hacia los sueños más placenteros, te deja volar donde nadie puede tocarte, un lujo al alcance de muy pocos.
Para quien tenga la capacidad de sentir cómo la piel se eriza con la belleza "Now Is The Time For Hearts And Flowers" es un tratado y una orgía hecha Música, no la desaproveches porque son las cosas que merecen la pena y nunca te van a contar.

side one:  Now Is the time;  Save some time;  Try for the sun;  Rain, rain;  View from ward 3;  Rock and roll gypsies
side two:  Reason to believe;  Please;  1-2-3 Rhyme in Carnivour Thyme;  I'm a lonesome fugitive;  Road to nowhere;  10.000 sunsets



De Vinilos y Otras Glorias MLXXXVII

Un poco de viaje por esos mundos en los cuales nos apasiona perdernos a sabiendas de esas miradas, comentarios y malintencionadas llamadas a instituciones de reclusión mental.


Bernd Witthüser (Lieder Von Vampiren, Nonnen Und Toten) 1970


Editado en su día como el primer disco de Bern Witthüser (de ahí que la presentación lo hayamos puesto tal cual el vinilo nos lo entrega) la colaboración con Walter Westrupp es tan evidente como fundamental al igual que en los trabajos posteriores. Que se pueda considerar un álbum de ambos no lo pongo en duda, de hecho la composición de los temas viene firmada la mayoría por los dos músicos y se reparten el trabajo a la hora de tocar los instrumentos pero fue parido como el primer vinilo de Witthüser y así creo que debe constar.
Una vez dado al César lo que es del César indicar que este "Lieder Von Vampiren, Nonnen Und Toten" es una maravillosa pérdida de conciencia a través del Folk Prog. más extremo por supuesto desde el punto de vista del Krautrock que se hacía en esa época. Un disco diferente, imprevisible y sobre todo original hasta cansarse, como dicen en algunos lugares Folk cósmico y una viaje astral para conocer (según la temática del disco) el mundo vampírico y algo más.
Musicalmente me resulta fascinante, acústico y vocal las voces se reparten la misma importancia que los instrumentos, recitados preciosos todo ello en alemán y un conjunto de voces cuando cantan a dúo, que es lo habitual en los temas, mágicos. Las gargantas te envuelven en ese ambiente oscuro y lejano que quieren transmitir rodeadas constantemente por las acústicas, auténticas protagonistas instrumentales de las canciones que con su dulzura llevan de la mano por ese territorio del Folk más exquisito manejadas con una sensibilidad realmente importante.
Otros instrumentos van colándose en la función todos ellos con la única misión de reforzar esa intensa búsqueda de la sencillez dentro de unas composiciones que se manejan por caminos poco convencionales. Flautas, armónicas, ukeleles y mandolinas con algún que otro momento un poco más intenso que dejan algunas percusiones usadas casi de puntillas porque no se rompe esa armonía que el disco mantiene durante todo el conjunto.
Una obra diferente, maravillosa en su concepción, elegante y creativa. Las voces enamoran y esa musicalidad lleva hasta donde pocos alcanzan.
¡¡Disfruta!! te dirán que no vale la pena, pero es mucho más que todo lo que te cuenten, es lo que sientas y en eso la Música marca la pauta.

Seite 1:  Dracula;  Das Stille Grab;  Wir möchten dieses lied noch singen;  Kann die klage deuten wer?;  Ich bin dahin;  Welcher wechsel doch im leben
Seite 2:  Leis ërtont die abendglocke;  Hinüber wall ich;  Wenn ich ein fröhlicher wär;  Die beschwörung;  Liebeslied;  Die lilie vom see;  Wer Schwimmt dort?



sábado, 28 de junio de 2014

Poster


Sweet Home Chicago (Foghat)


Sweet Home Chicago (Robert Lockwood Jr. 91 Years Old)


Sweet Home Chicago (Buddy Guy)


Sweet Home Chicago (Robert Johnson)


Sweet Home Chicago (E.C.)


Poster


De Vinilos y Otras Glorias MLXXXVI

Una forma de ver todo lo que sucede a tu alrededor a través de los sonidos, una manera de concretar lo que debes decir, gritar o quemar cuando sólo se oye Música.


Radio Birdman (Radios Appear) 1978


En muchas ocasiones la Música es la transmisión de los deseos de quien la crea, momentos de inspiración ajenos a la propia vida o a lo que realmente se es. En otras todo surge del momento, el instante, de todo aquello que toca vivir, en ocasiones querido y en otras no, una manera de querer expresar lo que de otra forma no se puede.
El Punk trajo la revolución a la Música, o al menos lo intentó, y de esa manera de expresión de todo lo que estaba podrido y la fórmula para que dejara de oler mal surgieron movimientos musicales que querían decir lo que no se podía hacer algunos con mayor fortuna que otros.
En plena efervescencia social en Australia un grupo de chicos inquietos y con las ideas muy claras lanzaron un zambombazo de aire fresco a través de su presentación en un disco que a día de hoy y desde hace mucho tiempo ya es historia. El Rock llevado a su expresión más extrema dentro de esos cánones que denotan su vuelta a las barricadas y lugares donde las luces de neón y los fuegos artificiales eran una utopía.
"Radios Appear" no engaña a nadie y sus creadores Radio Birdman menos aún. Rock poderoso, salvaje, radical y sin pausa, un momento de aire fresco dentro de la basura (guste más, menos o regular) pero con clase y sabiendo qué se traen entre manos, porque el disco no es ruido, son un puñado de canciones que intentan demoler las conciencias a base de riff asesinos y una furibunda carrera contra el diablo, la sociedad, los cánones establecidos y ellos mismos. Realmente no engañan, lo descarnado está ahí y más allá no hay nada si lo buscas, el comienzo con "What Gives?" lo dice todo, te enteres o no es así.
Sin embargo y a mi modo de ver Radio Birdman dieron con la tecla de lo que el Punk Rock pretendía sin ser ese descabezado monstruo que parece correr sin rumbo porque su Música es nítida y clara, llega donde debe y como debe, con los riff cortándote las venas, la batería saliéndose del cuadro y los canales de sonido, la voz a punto del último grito... porque de pronto aparecen piezas como "Man With Golden Helmet" o "Hand Of Law" y todo cambia es... otra cosa y lo mismo pero no lo parece, o te llenan con la serie Hawaii 5:0 y te lo crees, o... porque Radio Birdman es otra cosa y por eso son maravillosos.

1:  What Gives?;  Non-stop girls;  Do the pop;  Man With Golden Helmet;  Descent Into The Maelstrom;  New Race
2:  Aloha Steve & Danno;  Anglo girl desire;  Murder city nights;  You're gonna miss me;  Hand of law;  Hit them again

De Vinilos y Otras Glorias MLXXXV

Agarrémonos fuerte porque vienen trallazos de magia como para hacer desaparecer al ilusionista más avezado.


Kak (Kak) 1969


Estamos en lo de siempre, si de un disco se comienza diciendo que es una joya pues parece que el resto sobra, y como siempre posiblemente sea verdad, pero aunque sea por rellenar un poco lo blanco de la pantalla veamos si se puede añadir algo a lo obvio.
Pues efectivamente es una joya (o mejor Joya con mayúsculas) de la Psycho más auténtica y maravillosa, un trabajo sublime que no tiene resquicios (y si los tiene yo no se los veo) por donde pillarlo para no hacer otra cosa que no sea disfrutar de un disco genial hecho en un momento de inspiración de músicos en estado de gracia.
A partir de aquí es imposible obviar esos conjuntos corales que llevan sencillamente hasta el infinito, un monumento a lo vocal hecho melodía, tremendas las voces y la manera tan especial de llevar hasta donde quieren la emotividad cuando cantan. Un susurro que se convierte en grito si desean transmitir tanto la seda de una melodía hecha para enamorar como esos impactos con los que nos regalan.
La concepción de los temas excelsa, composiciones geniales que bailan al son que quieren, desde esos momentos de monumentales desgarros Psycho con las guitarras abrumando y la sección rítmica llevando en volandas pasando por momentos de extrema sensibilidad con los temas de bellísima facturas que se adelantan en época a esas baladas emocionantes ("Flowing By" o "I've Got Time" son dos caricias en la piel que estremecen y pueden llevarte al infinito) guiños al Blues más ecléctico cantado con una fuerza... como "Bryle'n'Clear Day" con el que no es difícil sentir la piel erizada.
Este formidable conjunto de temas se permite alguna joyaza dentro de la joya como ese monumento en forma de suite en tres partes llamado "Trieulogy" y sus 8'12'' de orgía sensorial sin pausa, brutal.
Cuando es perfecto no necesita más (o al menos para el que suscribe lo es) por eso lo mejor que se puede añadir es la necesidad, si te gusta la Música hecha con el alma y de manera superlativa, de escuchar "Kak", una manera tan especial y sublime de hacer que los sonidos se conviertan en seda que a veces parece imposible. Disfrutar de cosas como esta es saber que lo que muchas veces se considera no lo es y ahí radica la emoción de eso que llamamos Música.

Side I:  Hco 97658;  Everything's Changing;  Electric sailor;  Disbelievin';  I've Got Time;  Flowing By;  Bryte'n'Clear day
Side II:  Trieulogy: (I) Golgota (II) Mirage (III) Rain;  Lemonade Kid;  Flight from the east;  Good time music;  When lovecomes In;  Lonely people blues

De Vinilos y Otras Glorias MLXXXIV

Cuando el Rock se convierte en quintaesencia por las formas, modos y sobre todo esos temas que llevan de la mano hasta la historia aparecen grupos como este, pero no podemos engañarnos porque hay mucho más.


Steppenwolf (Steppenwolf) 1968


Uno de esos ejemplos de recordatorio de los amantes de la Música por temas míticos que han quedado marcados a sangre y fuego en la historia, pero que eso mismo ha provocado el olvido o más o menos no valorar lo suficiente el resto de la producción de un grupo que va mucho más allá.
"Stepepenwolf", el disco homónimo del grupo que nos visita es más que el celebérrimo "Born To Be Wild" que si bien es un temazo es uno de los once que jalonan este debut de la banda y que con ellos forma un gran disco de Rock de raíces, puro, auténtico, emocionante y precioso.
Con marcadas influencias de lo mejor del Rock, algo de esa Psycho que aún daba coletazos de clase en la época y el Blues más genuino y del cual dan más de un ejemplo el disco es un recorrido por la Música hecha a base de pedazos de piel dejada en los caminos, un intento más que logrado de hacer que toda esa amalgama de reminiscencias que les habían llegado hasta aquí se plasmaran en el vinilo y a fe que lo consiguen.
La demoledora versión del "Hootchie Kootchie Man" de Willie Dixon es un ejemplo de ese viaje a través de los clásicos junto a un tema que rememora mucho de too ello "Your Wall's Too High", la intimidad de "Desperation" (el tema que más me produce de todos y me levanta astillas de emociones) dando un giro radical, la burrada rockera de "Born To Be Wild" con riff que se te meten hasta la médula o esa esplendorosa "The Pusher" que abrasa son buenas muestras de todo lo que se ofrece, Rock a raudales y momentos de inspiración en la mejor tradición de esta Música que hace soñar.
La tremenda voz de John Kay, líder, guía y ese frontman que todo lo absorbe es la perfecta señal para ir por el camino trazado y junto a él las guitarras poderosas para arrancar la piel a tiras, rockeras, duras y quemando la piel. Una demoledora sección rítmica y los teclados al uso que dejan ese regusto de momentos dulces y arañazos en las entrañas.
Un gran disco de Rock para gozar y disfrutar hasta hacerlo tuyo, un "Paseo Por Los Sueños" desde lo más alto de un gran grupo que se dejó ver para seguir dando eso que hacían tan bien y que tanto nos apasiona.
¡¡Disfrútalo!! a partir de aquí nadie te va a quitar nada.
John Kay, voz, guitarra y armónica. Rushton Moreve bajo y voces. Michael Monarch guitarra y voces. Goldy Mc John teclados. Jerry Edmonton batería y voces

SIDE "A":  Sookie sookie;  Everybody's next one;  Berry rides again;  Hootchie Kootchie Man;  Born To Be Wild;  Your Wall's Too High
SIDE "B":  Desperation;  The Pusher;  A girl I knew;  Take what you need;  The Ostrich


De Vinilos y Otras Glorias MLXXXIII

No me he metido mucho en un estilo tan visceral como enérgico pero los que han marcado una época merecen ser escuchados y saboreados porque son pura crema.


Chocolate Watch Band (No Way Out) 1967


Álbum debut de una de las más importantes y fantásticas bandas de Garage que hayan existido, una presentación que a su vez no lo necesita, porque "No Way Out" es un recorrido por diez temazos de puro Garage Psycho que conforman un disco tremendo, uno de los clásicos en su estilo y de los que no se puede dejar de disfrutar.
Tan descarnados como elegantes en sus composiciones la Música de Chocolate Watch Band se va metiendo poco a poco en los sentidos a través de esas guitarras que llenan el espacio con riff demoledores, maravillosos golpes al cerebro entre salvajes llamaradas de estrofas que se escapan desde el alma con una fiereza que llena y mucho.
Su entrada en sociedad, desde la primera nota de la primera cara con "Let's Talk About Girls" ya deja bien claro lo que proponen y no se salen del guión cuando tema tras tema la banda va despojando de artificios todo lo que cae en sus manos. Los coros hacen una labor preciosa como segundas voces o replicando cada estrofa y esas guitarras que vuelven loco por su poderío, solos demoledores o ritmos marcados con una calidad que abruma.
Algún que otro toque ornamental con el órgano (que por cierto en según qué temas es como una sirena entonando cantos que atraen, "Midnight Hour" termina con ese toque para dejarte colgado en el espacio) la armónica crujiendo desde la parte más alejada de los temas pero constante, un instrumento que en ciertos momentos me fascina y la sección rítmica que se empeña en pegar y pegar por si no te habías enterado de lo que te venía.
Un disco monumental de una banda maravillosa, pura energía desplegada en los temas, una visión espectacular de los mismos con la manera de traducirlos bestial, como "Dark Side Of The Mushroom" con esos sones de guitarras en tonos bajos y quejumbrosos una verdadera delicia, o la cabalgada de "No Way Out", espectacular.
Disco histórico, medida de muchas cosas y emocionante por lo que desprende, una preciosa manera de visualizar ese intenso sentir de la Música garagera hecha por uno de los mejores.

SIDE 1:  Let's talk about girls;  Midnight hour;  Come on;  Dark side of the Mushroom;  Hot dusty road
SIDE 2:  Are you gonna be there;  Gone and passes by;  No way out;  Expo 2000;  Gossamer wings

viernes, 27 de junio de 2014

Leve Incesten


Finge Que Te Gusta



La frasecita se las trae. Depende del contexto, lugar, momento y situación puede significar la mayor de las barbaridades o la mayor de las aberraciones, puede invitar a practicar algo que parezca políticamente correcto o a saber qué.

El caso es que cuando la leí, no voy a decir dónde porque me repele recordarlo, pensé en algo relacionado con la Música y me llamó la atención. No podía creerme que se pudiera sugerir algo así con el hecho de escuchar Música porque no concibo fingir placer, satisfacción o cualquier otro estado emocional al dejar que mis sentidos se empapen de Música, normalmente porque la que escucho y me llega es de calidad, mejor, peor o casi todo lo que sugiera pero de calidad y ante esto lo fingido no vale.

La mierda que venden o que nos quieren vender ni tan siquiera es planteable para mi mente, simplemente no existe en mi cerebro y punto,  por lo que fingir, fingir, no puedo, simplemente digo que es una mierda y a otra cosa. Allí parado mirando el cartelito de marras pensaba en esas estupideces que siguen queriendo meter por cualquier sitio como Música y que es un montón de basura envuelto en papel de regalo, por eso me hacía gracia lo de "finge que te gusta", no lo necesito.

Ahí se hubiera quedado la historia y no hubiera ido más allá de unas risas con amigos tomando la cerveza de rigor, sacando algún nombrecito con los que supuestamente hay que fingir y echando mierda sobre la mierda, pero en letra más pequeña había una continuación que me llevó a flipar por la aberración llevada al extremo más despreciable.
Resulta que para cierto grupo de seres humanos (ese género del que defiendo va de cabeza hacia la involución más salvaje y sin retorno, es decir a las cavernas y andar a cuatro patas con el cerebro acorde a los hábitos) que defienden a ultranza la no consideración de algunas pautas (que por desgracia para ellos son delito) para proteger a las mujeres de aberraciones sufridas en caso de violación lo que una mujer debe hacer es "Fingir que le gusta" y así evita males mayores y además no pone en riesgo la libertad de algunos otros seres (por decir algo) que son también hijos de dios. 

Fue leer esto, eliminar la consideración sobre la Música y pensar en algunos cabestros que se permiten tratar con esa desvergüenza un tema como la violación a una persona. No me extraña que algunos y algunas piensen así, quizás llevan fingiendo media vida cuando tienen una polla metida o la meten para conseguir esa tarjeta de crédito repleta, el chalet de turno en la urbanización de turno donde hacen turno para que el turno no se les pase entre los que son y piensan como ellos y claro de tanto tragar o dejarse dar necesitan que al resto les den.
¡¡Curioso!! me gustaría saber su reacción ante la violación de alguna hija, mujer, hermana o hijo, marido, hermano y si tras la mirada de desprecio les dirían aquello de "Finge que te gusta" o montarían en cólera porque alguien mancillara el sagrado blasón con apellido incluido que tiene derecho a... y puede hacer lo que le viene en gana.

Hace mucho tiempo que no finjo que me gusta nada de nada, si no me va no voy, si no lo quiero, no lo cojo, si no me dejan me doy la vuelta, pero si alguien cree que puede decidir sobre la vida, la muerte, las necesidades y lo que debe ser quizás necesite fingir mientras algún descerebrado le arranca impunemente lo que no quiera dar.

Lo más sorprendente (y aún hay cosas más sorprendentes que no escribo) fue comprobar que el cartel siguiera en su lugar algo más de una semana, el tiempo que tardé en pasar por el mismo lugar y arrancarlo.


Poster



De Vinilos y Otras Glorias MLXXXII

Cuando la imaginación se desborda y los momentos de inspiración llegan a nuestras vidas, la Música pone la BSO para que todo sea el círculo perfecto dentro del cual se desarrollan las ideas.


Cervello (Melos) 1973


Una de las más grandes voces del Prog. italiano, inspiradora, emocionante, bellísima en su textura y con una capacidad realmente sorprendente para transmitir, la de Gianluigi Di Franco  y la creatividad musical de Corrado Rustici, hermano del miembro de los Osanna Danilo son el centro a partir del cual gira la Música de Cervello, grupo napolitano que pese a estas personalidades que absorben mucho de lo que es va más allá en cuanto a lo musical, un combo de gran calidad que dejó este tremendo disco de Prog. de una factura realmente sorprendente.
Como su propio título indica, la temática del disco está inspirada en la cultura griega y en cierto modo se puede considerar (o al menos a mí me da esa sensación a pesar de no plantearlo directamente) una obra conceptual por el propio desarrollo de los siete temas que componen la misma, un recorrido por la cultura helénica y un canto a lo que fue.
La Música es simplemente mágica, como un enorme artefacto que se va construyendo a base de formas y piezas realizadas desde un recipiente de alquimia por donde va saliendo la magia de la creatividad de la cual hacen gala estos músicos, particular y fascinante, emotiva y a la vez maravillosamente visceral.
Los cambios continuos y vaivenes en los temas recuerdan a las grandes creaciones del Prog. (salvando las distancias con lo supremo) tiempos cambiantes durante los temas, uniones que se filtran entre ellos, un conjunto que se manifiesta como un collage hecho de piezas ensambladas de una manera exquisita.
El resultado es un disco de Prog. clásico con todos los alicientes del Prog. italiano, suavidad, delicadeza y esa manera tan suya de hacer seda de ciertas interpretaciones que podrían parecer abruptas pero que devienen en emocionantes momentos de Música para soñar. A pesar de todo no tuvo el impacto que debiera y el grupo no fue más allá de esta obra, dejando en mi opinión uno de los más bellos ejemplos de la Música italiana por su capacidad para sorprender desde esa musicalidad que no cesa.
Gianluigi Di Franco voz, flauta y percusión. Corrado Rustici guitarra, flauta, vibráfono y voz. Giulio D'Ambrosio saxo, flauta, voz. Antonio Spagnolo bajo, guitarra, flauta y voz. Remigio Esposito batería, vibráfono.

Lato 1:  Canto del capro;  Trittico;  Euterpe
Lato 2:  Scinsione (T.R.M.);  Melos;  Galassia;  Affresco


De Vinilos y Otras Glorias MLXXXI

Un sorpresón cuando lo escuché viene ahora a nuestro "Paseo Por Los Sueños" para acercarse a eso en lo que creen y que debe estar por algún lugar del universo... creo


Agape (Gospel Hard Rock) 1971


Si en el título del disco meten la palabra Psycho lo bordan, porque hubieran definido de golpe casi todo lo que son y el estilo que hacen.
"Gospel Hard Rock" es el álbum del grupo americano Agape que se dedican a un poderoso Hard Psycho con motivaciones cristianas en sus letras, referencias constantes a la religión y lo que conlleva. Una manera como otra cualquiera de dar a conocer la fe pero con una Música abrumadora en formato de Power Trío que asusta, porque salvo momentos más que inspiradores o llenos de liturgia para recogimientos varios como "Believe" un tema de melodías sostenidas, el resto del disco es un poderoso trallazo de Hard Psycho que une perfectamente los desgarros de la guitarra manejada en plan salvaje por Fred Caban y que seca el más profundo de los lagos con esos riff de acero astillado junto a una sección rítmica brutal y contundente a cargo de John Peckhart al bajo, guiándose como un solista más y martilleando los sentidos (el duelo que se marca con Caban en el tema "Man" es de lujo o el comienzo de "Trust" dando la entrada a todo Cristo) y Mike Jungkman en la batería marcando perfectamente ritmos y contraritmos para lucimientos varios de guitarras y cuatro cuerdas. El propio Jungkman se hace cargo del órgano que se usa sin mucha profusión pero en momentos puntuales da ese toque preciso que les debe venir en su sello cristiano.
Al margen de creencias, motivaciones o ideologías, algo que se debe decir porque es en lo que se basa el grupo pero que queda para ellos y quienes consideren eso la base de lo que hacen, el disco es un tratado fantástico de Hard Psycho de muchísimos quilates, una pedazo de obra en clave de Rock para gozarla tema a tema, influencias con aires muy reconocibles de algunas maravillas como The Doors y una personal y exquisita manera de transmitir en los temas la creatividad a la hora de componer.
Para amantes de la Música de calidad, modos y formas con estilo, Hard Psycho de alta escuela y diseños mentales en los cuales uno va y viene sin importar el viaje hacia donde nos conducen, lo que realmente debe merecer la pena son los sonidos de eso que llamamos Música.

side 1:  Blind;  Happy;  Believe;  Man;  Trust
side 2:  Freedom;  Choose;  Blood;  Rejoice


De Vinilos y Otras Glorias MLXXX

Cuando el buen Rock se pone en marcha es de verdad imparable. Un grupo que ya nos visitó para darnos muestras de su clase y poderío se desliza de nuevo en nuestro paseo para deleite de rockeros impenitentes.


Mountain (Climbing!) 1970


Inmenso disco debut de la banda americana que pone los pelos de punta con su poder y contundencia y aplaca los ánimos más salvajes aplastándolos contra la pared.
El cuarteto se pone manos a la obra y abre su exitosa carrera para convertirse en uno de los referentes históricos del Rock Duro y potente con este "Climbing!" en el cual combinan perfectamente la salvaje manera de entender esa Música para soñar con toques de melodías excelsas que llevan hasta muy arriba.
Cuatro instrumentistas de nivel para un combo que lo hacía como quería, la guitarra dura y creada para destrozar los sentidos del gran (en todos los sentidos) Leslie West te cae encima con esos riff descarnados, en ocasiones filtrados por distorsiones que hacen más difíciles de digerir esos ritmos pesados, cuando no deleita con solos de limpieza elegantes y sutiles. La sección rítmica es un clásico del Rock, el gran Felix Pappalardi en el bajo al tiempo que compaginaba su labor de productor (en la cual creo que dio mucho más que como músico y ya es decir) y esa batería aporreada con saña por Corky Lang, un pegador de los clásicos. La distancia en los lugares eternos del Rock Duro y poderoso la marca esos teclados de Steve Knight que si bien con el órgano arranca astillas desde las tripas cuando araña cebándose con las teclas en ocasiones es el contrapunto a esa brutal embestida de la banda.
Un discazo de Rock para elevarse del asiento y tomar la senda de esta Música maravillosa, puro y sin aditivos, lleno de energía y de todo lo que se espera de un buen trallazo directo a los sentidos. Para estremecerse, llevarte la sensación de pateo en el culo y no dejar de gozar con esas guitarras atravesándote, las voces de West y Pappalardi acariciándote los oídos y el conjunto de los temas dando lo que sólo la Música puede dar.
De clásicos mejor llevárselos puestos y "Climbing!" es un clásico hecho por clásicos para que dure eternamente, a partir de aquí es sólo Música o nada menos que eso, ya sabes...

SIDE ONE:  Mississippi Queen;  Theme for an imaginary western;  Never in my life;  Silver paper
SIDE TWO:  For Yasgur's farm;  To my friend;  The laird;  Sittin' on a rainbow;  Boys in the band


jueves, 26 de junio de 2014

John


Taxim


Poster


De Vinilos y Otras Glorias MLXXIX

Una pequeña pieza de museo de un país en el cual la Música de calidad casi nunca está vista con buenos ojos ¡¡será cosa del diablo!!


Eduardo Bort (Eduardo Bort) 1974


Que piezas de cualquier tipo de Música se pudieran hacer en este país allá por el año 74 ya tenía su mérito, que fueran acogidas y reconocidas por lo que eran no era mérito, era casi un milagro, pero que con el tiempo se sigan pensando en ellas como algo maravilloso, hecho con la valentía de quienes creen en lo que aman y que sirven para disfrutar pues comienza a ser algo casi de magia negra.
Eduardo Bort realizó en el año 1974 uno de los más grandes discos de Prog. de la escena de este país, decir el mejor sería meterse en el gusto personal porque se hicieron obras realmente de un calado inmenso más que les pese a muchos listillos y profesionales de medios y demás, pero dentro de esa gama de colores que dan los gustos creo que está fuera de dudas considerar su disco homónimo como una obra maestra del Prog. español y una gran obra del Prog. con mayúsculas.
En los treinta y cinco minutos de duración y las seis canciones que lo componen Bort consigue un trabajo compacto, sin fisuras, perfectamente estructurado que da la sensación de un paseo por cada uno de los temas para ir saltando al siguiente sin ningún tipo de problemas, partiendo de la base de una concepción musical fantástica que se adentra en los deseos y los sentidos a la hora de plasmarlo en la grabación que surge. 
Acústicas y eléctricas llenan el universo sonoro alternando según los tempos de los temas, cambios continuos que nos llevan por momentos de éxtasis emocional con una musicalidad tremenda, melodías que se mezclan con lentos parámetros donde las percusiones y ritmos acompañan en pausa sostenida haciendo saltar los momentos de cambios bruscos con cabalgadas furiosas a golpe de solos guitarreros llevados por Bort de manera genial, sin aspavientos, limpios y continuos entre los que se vuelven a meter bajos lanzados a degüello, baterías convulsionadas y una dosis de Hard Prog. que en momentos abruma.
Por otro lado las calmas son acompañadas por pianos y órganos de suaves melodías, mellotrón y flautas que se empeñan en cortar de raíz esa violencia devolviéndonos al Prog. más clásico y sinfónico, todo un alarde de ideas dentro de una obra que no da un respiro.
Un disco fantástico y que da gusto escuchar, una preciosa manera de entender la Música desde el patio de al lado, sensibilidad y gusto por lo bien hecho para disfrutar y no querer que se acabe nunca. ¡¡Que no te dé miedo!! es Música, muy buena Música, el lugar, las coordenadas... son basura si la mente es libre para elegir.
Eduardo Bort guitarra y voz. Vicente Alcañíz batería y mellotrón. Marino Hernández bajo, contrabajo y voz. Pepe Dougan teclados. Tico Balanza batería y flauta. José Soriano teclados. Miguel Font voz.

Cara A:  Thoughts (1ª parte);  Thoughts (2ª parte);  Walking on the grass
Cara B:  Pictures of sadness;  Yann;  En las riberas del Yann



De Vinilos y Otras Glorias MLXXVIII

Nos vamos del Sur al Norte, del Este al Oeste, de las estrellas a los infiernos, desde donde nada es hasta donde todo está, porque nuestra Música no conoce de límites ni queremos ser nosotros quienes se los pongamos.


Moonstone (Moonstone) 1973


Maravilloso Folk Psycho venido de Canadá por este grupo tan exquisito como elegante (ahora que ya lo sabemos todo a buscar las canciones y evitamos el coñazo del tipo este que va de listillo ¡¡qué joooooooooooé!!)
Una serie de aproximaciones al paraíso que se detienen en las ganas que le dan a uno por seguir escuchando cada canción, cada pieza, cada obra labrada de este disco que en conjunto forma una joya de innumerables sensaciones. Lo emocionante no está en lo que tu piel es capaz de aceptar, sino que una vez dentro no sepas como sacarlo para que no sea una adicción (en mi caso suelo ser adicto a bellezas como esta sin problema pero hay gente que se ahoga con tanta dulzura) porque escuchar "Moonstone" se convierte en un vuelo hacia tus sueños más profundos y placenteros y de cosas así nadie quiere despertar ni que le rescaten.
En un disco de este tipo, esta manera de expresión desde lo más profundo las acústicas a la par de las voces llevan todo el peso de la obra, preciosos sonidos del acero cuando los dedos resbalan sobre él, cada nota se sostiene en el aire esperando la siguiente mientras que esos duetos o tercetos con las voces chico-chica o chica-chico según y cómo te hacen pensar en lo impensable, paraísos perdidos que se hayan en el interior de cada estrofa, besos delicados y almas en pena saliendo del letargo al escuchar las melodías.
El resto de los instrumentos ayudan a que el lazo del regalo sea la guinda del pastel, especialmente esos toques con flautas, violines... algo sublime pero no dejan de ser complementos para el elegante vestido con el que te cubres al escucharlo, el momento propicio por las voces, los conjuntos corales a los que siguen las acústicas o éstos siguiendo a esas seis y doce cuerdas que les marcan el camino, tan esperado como deseado y sorprendente.
Folk, puro, evidente y claro, suave, melodioso, melancolía en los roces y delicada textura en los momentos íntimos que ocupan casi toda la obra, un disco para estremecerse por la belleza, no agitarse sino dejar que te eleve hacia donde quiera, todo es como el aire, sin peso, el vacío de la calidad llevándote en volandas.
"Moonstone" es una joya, ponérsela o esconderla en una urna para exhibirla es cosa de cada uno, en mi caso la llevo para que me absorba lo que quiera.

Side one:  Focus;  In cas;  Top Heavy;  Fina's birthday song;  Cointreau;  Relative hoak
Over:  Black blind light;  David;  Murk;  Said Gently;  Hope you come see



De Vinilos y Otras Glorias MLXXVII

Nada como un poco de poder sónico para que los sentidos se desparramen por el infinito, algo que me encanta para degustar las mieles que me deja la Música.


Orion's Beethoven (Superangel) 1973


Uno de los grandes discos argentinos de los sesenta y setenta y hoy en día obra de culto por el significado musical del mismo. Un artefacto que no engaña en lo que da, un Prog. descarnado y salvaje en el cual se mezclan más de un estilo y donde sus componentes, un Power Trío tan demoledor como melódico según el caso se plantan para grabar esta obra que es el desarrollo de una idea que aglutina el todo en un sólo momento desgranado en cuatro piezas perfectamente unidas entre sí.
"Superangel" es el tema estrella, la idea, el por qué y la razón, una canción que ocupa la cara A del disco y que a modo de epopeya musical se divide en tres partes diferenciadas por el grupo entre las cuales se disputan el ritmo, la cadencia, la manera de expresión de lo que será todo el disco, porque a partir de aquí el camino se va recorriendo sin pausa y de una manera continuada, pero dentro de este "Superangel" este trío argentino de imponente poder nos da a elegir entre el Hard Prog. más lacerante en un primer envite titulado "a) El camino de los superhombres" donde se despachan a gusto con una demoledora entrada a galope tendido y la voz viniendo desde el más allá, un giro radical titulado "b) Soy el Sol" con acústicas preciosa y melodías de susurros contenidos en el más puro cambio de registro del Prog. melódico; no contentos con ello la tercera parte de esta suite eje llamada "c) Nirmanakaya" se desliza por perfiles de Psycho Prog., ritmos funky y alegorías sesenteras, saxo metido para abrasar y momentos de orgías mentales en pleno intento de comprender el nuevo giro de los acontecimientos, oscuro, lejano, emocional.
Una obra que marca al resto, los tres temas de la cara B, "Retrato de Alguien", "Hijo del Relámpago" y "Sinfonía Nº 8 en Si Menor" son un ejercicio de buen Prog. tomando lo que saben de aquí y de allá, especialmente el último tema, pura escenificación de la mezcla entre Música clásica y Prog. sinfónico basado en F. Schubert.
Un disco distinto, original, una idea intensa plasmada de la mejor manera posible en el vinilo (la producción adolece de un sonido mejor y la voz quiere estar pero se va, se aleja, se escapa...) los medios y lo que no había, pero en el resto me parece una obra para escuchar por lo que sugiere e intenta y por supuesto porque la magia está en cualquier parte y eso es pura ilusión.
Ronán Bar bajo, órgano y voz solista. Adrián Bar guitarras y voz. José Luis González batería.

De Vinilos y Otras Glorias MLXXVI

Una de esas gemas que pasaron en su día y por alguna que otra razón quedaron relegadas a un olvido tan injustificado como incomprensible.


The New Tweedy Bros! (The New Tweedy Bros!) 1968


Desde los USA, más concretamente de Oregón por aquello de los que aman poner la señal en el globo terráqueo, nos visita este maravilloso grupo de Psycho melódico que en su primer y único disco (homónimo él) nos deja un puñado de canciones para soñar, disfrutar de la buena, muy buena Música y el placer de paladear lo que había en cantidad por esos mundos en una época simplemente mágica en lo que se refiere a Música, magia y seda.
Será casualidad pero la frecuencia de joyas de una inmensa calidad en los años finales de la década sesentera y en especial en estos dos últimos años es abrumadora, quizás por eso muchos grupos, entre los que se encuentran el que nos visita pasaron más desapercibidos de la cuenta, porque "The New Tweedy Bros!" es un discazo que reúne todos los requisitos de una Psycho abrasadora, emocional y sobre todo preciosa.
Sorprendente por lo bien hecho (de nuevo y por enésima vez) esos conjuntos corales tan importantes en las composiciones de este estilo, voces que llevan los ritmos, coros que embellecen aún más los temas mientras la banda, que en este caso está inspiradísima en toda la parte de guitarras y base rítmica, va cubriendo las melodías, los ritmos y envolviendo con ese halo tan especial los distintos momentos de la obra.
Lo que es indudable es que la línea seguida por todo el disco nos lleva a una obra exquisita desde el comienzo hasta la última nota lanzada al silencio, en mi opinión una joya que está a la altura de las grandes barbaridades de la época, lo tiene todo, composición, interpretación y un trato en la producción que no hace sino resaltar lo bueno de todo lo que el grupo crea.
Las dos guitarras van turnando sus roles desde los ritmos a esos arpegios para comenzar o desarrollar el tema, arrullando a la voz que se sale (lo de "Danny's Song" con ese dueto garganta-seis cuerdas es de morirse) y usando la fuzz se van pero que muy arriba. Efectos metidos con un gusto que realzan los momentos en los que se usan y ayudan a enriquecer los temas, un conjunto, un bloque, un disco en el sentido más global del término.
Disfruta de "The New Tweedy Bros!" Música fuera de época para paladares exquisitos y que no saben de eras, tiempos ni espacios.

side one:  Somebody's Peepin;  I can see It;  I'd go anywhere;  Danny's song;  Wheels of fortune
side two:  I see you're lookin fine;  What's wrong with that;  Someone just passed by;  Her darkness in december;  Lazy livin



De Vinilos y Otras Glorias MLXXV

Es un placer sentir la Música desde ese aspecto global que siempre defiendo con detalles como el que nos visita en nuestro "Paseo Por Los Sueños".


Traffic Sound (Virgin) 1969


Maravilloso y delicado Psycho venido desde Perú, un disco excepcional por donde se mire. Las composiciones son de una singular belleza, cantadas en inglés y tratadas con una dulzura realmente exquisita. 
Partiendo de esas completas canciones escritas desde el alma los desarrollos de las mismas se convierten en un disfrute tras otro, piezas llenas de musicalidad y melodía, con un aire conceptual en todo el trabajo al que dividen en dos caras, la primera llamada Tomorrow y la segunda llamada Today, con una línea divisoria que se traspasa sin dificultad entre tema y tema.
Las voces melodiosas no exentas en algunos momentos de energía disparada al universo guían cada tema sin apenas interrupción, especialmente la garganta de Manuel Sanguinetti que va desgranando estrofas al margen de esos ritmos entre delicados, sublimes y en algunas ocasiones (agradecidos quedamos ¡¡vive el cielo!!) enloquecidos como en diversos momentos de la suite "Yellow Sea Days" un complejo tema de 9' que es un viaje fascinante en sí mismo.
Acústicas que no pierden en ningún momento esa sensibilidad que da el acero acariciado mezcladas con todo tipo de instrumentos para acercarnos a la orgía que nos ofrecen en el conjunto de la obra y en momentos más que gloriosos del mejor Psycho, alucinógeno y espectral, visionario y maravillosamente absorbente. 
"Virgin" es un sueño, una imagen salida de la mente y hecha Música por seis iluminados que la convierten en algo real, letras de poderoso impacto entre una amalgama tal de sonidos que obliga a todos los sentidos a estar permanentemente atentos a lo que viene, saxos y flautas que entran en momentos en los cuales la percusión golpea el cerebro, guitarras con fuzz  y ácid se atreven a invadir ese territorio tomado por acústicas y teclados de suave textura y todo unido se convierte en una orgía de sonidos que te atraviesan, envuelven y poseen. ("Jews Caboose" es la orgía entre un caos tan emocionante como bello. "Meshkalina" esa joya de la corona que da idea de todo lo que se propone en un impacto emocional sin límites)
Un disco para disfrutar de la Música de calidad, Psycho maravilloso para soñar, despierto o en trance ya es cosa de cada uno.
Manuel Sanguinetti voz y percusión. Willy Thorne bajo, teclados, guitarra y voz. Willy Barclay guitarra y voz. Freddy Rizo Patrón guitarra, bajo y voz. Luis Nevares batería y percusión. Jean Pierre Magnet saxo, clarinete, flauta, tumbadora y voz.

TOMORROW:  Virgin;  Tell the world I'm alive;  Yellow sea days
TODAY:  Jews Caboose;  A place in time call "You and Me";  Simple;  Meshkalina;  Last song


miércoles, 25 de junio de 2014

Música


Habiendo vivido en tantas épocas, incontables lugares, instantes y períodos de tiempo infinitos, fugaces llamaradas de pasión y eternos momentos de placer puedo decir sin temor a sentir que alguna voz se alce para contradecir las palabras que escapan de mis sentimientos que lo único que me ha hecho derramar una lágrima, temblar de emoción en cualquier oscuro agujero, vibrar como no se puede describir es sentir la maravillosa cuchillada del acero atravesarme en forma de notas candentes que queman la piel por la pasión al ser emitidas.

No puedo alabar al ser humano, no siento compasión por lo que las guerras o la peste se han llevado, ni quiero sentir cuando veo las barbaries salir de sus cuerpos de mediocres y limitados entes, no quiero beber de su pestilencia cuando quieren hacer lo que mejor saben, el mal con sus semejantes, pero aún así debo prepararme para ser acariciado por el momento en el cual la Música les sale desde donde no son y se convierten en creadores de algo que rasga el universo y lo que contienen, quizás el único momento de sus miserables vidas en las que algo de lo creado por ellos no está lleno de eso que llaman...