miércoles, 31 de julio de 2013

Handyman Blues

video

Crazy City

video

Amor

Girada ante mí su sonrisa me ofrece el mayor de los regalos. Nunca sabré de esa atracción irresistible, el momento en el cual su aura me llenó como parte de ella misma.

Es fácil sentirlo ahora cuando las horas juntos pasan sin que nada ni nadie pueda disturbar nuestra calma, cuando no es posible que dos almas sean una de una manera tan intensa, pero hubo un tiempo de temores por perder de nuevo lo que me era dado, lo que el destino, señor y dictador de mis pasos me ofrecía sin poder entenderlo.

Es el final de una etapa juntos como tantas veces, unidos en el lugar donde los sueños nacen, sujetos por ese hilo invisible que nos lleva hacia el horizonte de nuestros deseos.

Hoy miro su rostro y sé que aún quiere permanecer a mi lado, mañana sabré de nuevo si puedo disfrutar de su sonrisa, el pasado forjado a base de huellas en el fuego del destino ya no podrá con aquello que hicimos juntos a pesar de todo.

martes, 30 de julio de 2013

Trespass


Mi amor por la Música, los sonidos y todo lo que ello conlleva me ha hecho cometer un desliz con el título de esta supuesta entrada, ya que realmente el maravilloso aroma a Prog. que desprende la llamada de un disco que fue el giro de una banda mítica hacia el Olimpo de los dioses musicales no tiene nada que ver con lo que en realidad quería decir, comentar o pensar (cuando pienso) esa palabra que me viene sola de tanto ver y sentir, algo que sólo "Trepas" me sugiere y no lo que en realidad había puesto.

Y es que en realidad no sé si me estoy quedando bajito o de tanto Trepa como hay por ahí el mundo del submundo en la parte baja en la que me muevo se me está haciendo enoooooormemente baja, aunque mirándolo bien al final quedamos los que no trepamos bien porque nuestras habilidades manuales no nos ayudan bien porque no hay una tranca en condiciones a la que agarrarse.
No es una modalidad olímpica aunque bien podría alzarse con tan honroso título, no es deporte de fornidos y esforzados gimnastas porque realmente no se necesitan esas horas de entrenamiento ininterrumpidas para llevarlo a cabo, quizás se entreguen medallas cuando los que estamos abajo no lo vemos o el cuello ya no da para más, pero realmente ese esfuerzo en seguir la tranca que lleva al puerto donde los deseos más ocultos yacen esperando ser despertados merece un premio que nunca se les da más allá del culo prieto, el coño abierto o esa farándula que se mueve y no sabe dónde aposentarse.

"Trepad, trepad malditos" gloriosa película que ocultó su verdadero título en ese bananal de pista de baile donde todo era sudor y lágrimas con algún disparo en la sien del que ya no ve ni los olivos, título engañoso porque el Trepa no suda, ni sufre, ni ve el esfuerzo sin recompensa en lo que hace, sólo huele ese nauseabundo perfume de sus propias heces que se come una vez sí, otra también y le obliga a mirar hacia abajo para que nos llenemos los que no estamos en esa... altura.
Muchos y ya no caben, ellos y ellas, que el sexo varón va pidiendo paso a pesar de esos coños chorreantes que asemejan el placer en una mirada babosa que les desnuda para escarnio de quien realmente usa el  suyo para el placer de lo que es, lo que da y se recibe, lo que es sensualidad y no la venta de la carne que se arruga. 
Todos y todas en pos de lo que da ser un número, una letra, esa estirpe gloriosa de quienes no verán jamás cumplidos sus deseos pero insisten en vejarse y por ende intentarlo con los que no queremos para salir en la foto, codo con codo (metido en el costillar o el cuello del útero) al lado de ese florero que anima con sus ocurrencias malsonantes, chistes de zafio mal avenido y grosero y soez con quien debe callarse.

Trepa y anida en lo más alto, mide bien el momento y elige el instante en el cual llegar a vernos como iguales, porque no lo dudes lubricante de pollas encendidas y chochos asqueados de su propia existencia, cuando un Trepa de más calidad en el arte de atrapar la tranca te supere caerás en esa cloaca que te empeñas en no ver y que te cubre aún antes de comenzar tu ascensión al oscuro agujero de...


Dharma For One

video

domingo, 28 de julio de 2013

Surcos del Siglo XXI - 100

Fascinante como poco me supone descubrir lo que pueden hacer ciertos genios al margen de tiempos pasados y momentos que pudieran parecer más allá de su propia historia.


Wishbone Ash (Live Dates 3) 1999


Tengo debilidad por Wishbone Ash, es cierto y no me molesta decirlo. Tengo una especie de afinidad con esos grupos y solistas que pasados los años saben estar o en el mejor de los casos saben decir adiós o cambiar a otro estatus desde donde siguen emanando gotas de clase sin tener que arrastrase por esos escenarios con un nombre que fue y ya no es.
Wishbone Ash es desde hace muchos años Andy Powell, eso no se puede dudar y si se hace se evita ver la realidad, pero lo que no ha hecho este excepcional músico, compositor, arreglista, vocalista y guitarrista excelso es arrastrar un nombre que es parte de la gran historia del Rock por escenarios porque sí, y eso es lo importante.
Sabiendo que todo puede cambiarse se lanzó a crear con el grupo un camino hacia los años que le quedaran y por mucho que les joda a muchísimos que acabaron con la Wishbone Ash en el 1973 tras su glorioso "Live Dates" esta banda tiene mucho que ofrecer cuando como es el caso, lo hacen desde la dignidad que tienen como músicos y el respeto por la Música.
De cabeza hacia el siglo XXI Andy Powell y sus compañeros de banda (que son por derecho propio también Wishbone Ash) se marcaron una gira en la que demostraron que podían haber pasado muchas cosas en los treinta años de carretera, pero la clase y el talento estaban ahí, y como muestra brutal de esto parieron esta delicia llamada "Live Dates 3" puro sonido Ash y pura magia en directo (de nuevo)
Grabado en París el 22 de Octubre de 1999 es un recorrido por la historia de la banda con algunos temas de finales de ese siglo XX que se iba, con ese maravilloso y espectacular sonido eterno de las dos guitarras (el amigo Andy acompañado en esta ocasión por Mark Birch en las guitarras y voz) deleitando en riff y solos limpios y elegantes (sonido Wishbone en estado puro) voces y coros excepcionales que dan un aire de melodía único a las canciones y esa sección rítmica a cargo de Bob Skeat en el bajo y voz y Ray Weston en la batería y voz que completan un cuarteto de solvencia y capacidad musical casi ilimitada.
Momentos eternos con temas de toda la vida en jams sin final, como esa exhibición de 14'16'' del legendario "Phoenix", preciosas y perfectas barbaridades musicales como "F.U.B.B." una orgía de 9'24''. La preciosa versión acústica de "Wings Of Desire" o ese himno que lleva haciéndome el amor treinta años llamado "Errors Of My Way". Belleza y más belleza llamada "Persephone"...
Treinta años después de asombrar al mundo con su Música una banda de músicos sin nada que demostrar nos dejan esta delicia que no será una joya porque son ellos y han hecho muchas, pero que deja bien a las claras que cuando hay clase, estilo y amor por esto que llamamos Sueños todo es más sencillo.
Si aún crees que es posible hacerlo como era pero siendo, bienvenido al siglo XXI con un grupo eterno y que nunca se bajará de la leyenda, bienvenido al universo Wishbone Ash y su magia.

Live Dates 3:  Come in from the rain;  Living proof;  Pershephone;  Lifetime;  Wings Of Desire;  Errors Of My Way;  Leaf and stream;  Throw down the sword; F.U.B.B.;  Phoenix

Surcos del Siglo XXI - 99

No soy partidario de los grandes éxitos, pero en ocasiones ciertos momentos se justifican por el talento de la gente que lo hace, como es el caso.


Soft Hearted Scientists (Whatever Happened To The Soft Hearted Scientists) 2013


Desde Cardiff, capital de Gales y nombre propio para muchas cosas de las que algunos no quieren oír hablar nos llega este doble vinilo con un single adicional de cuatro temas de un grupo realmente fascinante, precioso y bellísimo, que hace una Música que te pierde en los confines de tus sueños.
Folk Psicodélico con esa maravillosa sensación por la facilidad a la hora de expresar belleza en forma de sonidos, un grupo que por desgracia ha estado tan oculto que apenas si han llegado cosas de sus obras anteriores, por eso esta recopilación en doble disco (buenísima por la cantidad y sobre todo la calidad que atesora) nos acerca a un grupo tan desconocido como maravilloso que hay que degustar como los buenos vinos porque merece la pena y mucho.
La verdad es que hablar de un estilo o similar cuando nos referimos a Soft Hearted Scientists es quedarse un poco corto, porque tienen la extraña habilidad de mezclar mucho de lo que se hacía en los sesenta, desde la Psycho más pura, el Folk de las Islas (especialmente galés) un poco de Prog. de los comienzos y todo ello con un toque personal realmente encantador.
Guitarras suaves y melancólicas que ayudan en ritmos preciosos, voces y coros maravillosos que te envuelven cuando recitan las historias de sus letras.
En cierto modo se demuestra que no han ido en la línea de nada ni de nadie, expresando sus propias experiencias y lo que les ha influido a lo largo de sus años de carrera sino antes cuando escucharan lo que es una porción de todo. Un poco de esos genios que hicieron que la psicodelia fuese parte de la Música que nos encanta (lo veré yo pero cierto aroma a Syd Barrett me llega) y un talento especial para crear composiciones originales y bellísimas, con las cuerdas acariciándote, arreglos orquestales muy bien metidos y los instrumentos entrando en su momento, como debe ser.
El doble disco se va a más de 95' y es un paseo apasionante por la historia (hasta la fecha) del grupo, una idea de todo lo que han sido y la evolución, con unos demos en el single para aumentar el interés y el regalo de un poster precioso de la portada extendida que por cierto es una gozada. Uno de esos casos en los que uno no puede entender cómo puede ser tan anónimo un grupo de esta calidad, pero en fin, algo es algo y aquí les tenemos.
Elegante, con estilo, Música de muchísima calidad y poderío, composiciones elaboradas y mucha magia para que todo te acaricie como la seda, esto es Soft Hearted Scientists y esto se plasma en este disco que realmente ha sido un descubrimiento apasionante.

SIDE 1:  Whatever happened to you;  Mout palomar;  Wendigo;  Brother sister;  The yongy bongy bo
SIDE 2:  At night the quarry glows like a mothership;  The A470 song;  Siberia;  Rockford's return
SIDE 3:  Eyes;  The caterpillar song;  The strangest scene;  The garden song;  The midnight dance of the mexican vampire
SIDE 4:  Road to Rhayader;  The trees don't seem to know that It's september;  Halloween people;  Night of the hunter;  Whatever happened tp you / The Sleepers in the hill

33RPM 7''
SIDE 1:  Comet's tail;  Newest things
SIDE 2:  Daisies;  Light years to Nothing


Surcos del Siglo XXI - 98

El país donde todo nace o comienza según los caprichos de los hombres y nuestro Astro Rey nos acerca a una banda que fue en casi nada una leyenda.


White Heaven (Levitation) 1997


Hablar de White Heaven en Japón es enfrentarte a una leyenda de proporciones más allá de su propia Música, por lo que supuso y quizás por lo que dejó de hacer en su corta trayectoria con tres trabajos que son puro fuego y marca de la casa de esos sonidos que los nipones manejan como nadie.
En la mejor tradición del Rock radical japonés, Psycho por todos lados, esas guitarras desesperadas con fuzz y ácido desbordando cada cuerda White Heaven nos presentan en este "Levitation" su testamento, obra final del grupo y un trallazo que si bien no llega a las obras anteriores, especialmente a ese primer trabajo que entró como un cuchillo en la mantequilla, es otra demostración de lo que el grupo pretendía y nos deja el gusto por saborear de nuevo algo que ellos tienen como propio y lo asumen de esta manera.
Cinco temas que se desarrollan bajo el incansable tronar de las guitarras, especialmente el degüello al que te somete el gran Michio Kurihara que domina todos los aspectos de ese Salvaje Psycho Rock elevado al infinito, con las distorsiones de su guitarra atravesando el aire y los momentos de pausa a la espera para saltarte al cuello de nuevo.
Una guitarra demoledora que en sus manos alcanza otra dimensión, bestiales momentos de sonidos espectrales a los que acompañan esa sección rítmica que se lo va comiendo todo con Chiyo Kamekawa en el bajo y Kouji Samura en la batería. Impagable la labor en la guitarra y voz de You Ishiara que araña lo que puede y acopla sus seis cuerdas a esa barbaridad que ofrece Michio y se van...
Cinco temas brutales (en la edición que poseo que es del 2006 y añade "Silver Current") en 47'27'' de pura Psycho ácida y poderosa, una Música que como ya hemos comentado en algunas ocasiones si te llega no sale porque se te queda metida en las entrañas pero si no... porque esto es lo que es y a quien nos apasiona no nos explican por qué sucede.
Una entrada apabullante con "Cold Hour" y sus 15'39'' de demoníacas intenciones. "Dull Hands" es una pausa en la tormenta que vuelve arrasadora en la cara B con ese "Out Of My Window" y arrasa en los 14'40'' de "Snow On The Table" simplemente mágicos.
Lo dicho, es White Heaven, y eso es... lo que quieras o pasar la página, que para eso están las emociones, para llevarlas hasta las últimas consecuencias.

viernes, 26 de julio de 2013

Trayecto


La senda que señala mi destino se abre frente a mí
indica los lugares que soñé infinitas veces
esos que ahora recorro con mi cuerpo.
Mi alma, antaño dormida, toma posesión de mi mente
buscando en los relatos que dibujé mientras dormías
aquellos que describía sobre tu piel
cuando me sentía el arquitecto de tus deseos.
El olor de tu esencia me acompaña en el camino
se impregna en todo mi ser, no me abandona
es el rastro que me lleva al lugar donde me pierdo
el laberinto de mi deseo, el inquietante espacio que nunca ocupo.
Me siento lleno, y de ti, vacío
a pesar de expresarte en mis sentidos
a pesar de repetirte en mis entrañas
a pesar de saberte en mi mundo sin límites
es tal la inmensidad que te supongo
que no puedo llenarla de mis instantes contigo
necesito mi vida, y tomar otra para cubrirte
para llegar al infinito donde te encuentras.
La silueta de tu cuerpo en el horizonte,
el perfil de tus encantos a través de mis sueños
imaginación que desborda pasión y deseo 
voy hacia ti, he llegado.

Golden Gai, Sake, Cervezas y Quizás...


Shinjuku es un espacio vital que dentro de Tokyo no debe ser mucho, por aquello de sus quinientos mil habitantes en una ciudad donde perderse en la numerología de todo lo que abarca es tan fácil como decir millones y millones de...
Cerca de la estación del mismo nombre, ese enjambre del cual hemos hablado y que alberga la vida en un visto y no visto cada día de los que van y vienen y vuelven a ir hay un conjunto de calles que parecen ajenas a lo que es todo el barrio, el propio espacio y lo que se supone que debe ser.

Golden Gai es un nombre por sí mismo poco ocurrente, algo que quizás no tenga de dorado lo que quiera indicar y que quizás durante la mayor parte del día no sólo no brille sino que parezca tan apagado como mi alma escuchando hip hop, pero a la hora en la cual los japoneses necesitan saber que son algo más que un cuerpo dedicado al trabajo en su empresa, negocio o mercado de la carne cobra una vida inusitada y se transforma en un lugar donde las propias calles se convierten en el vehículo de un camino sin principio ni final.
Como siempre el mito de ciertos lugares (especialmente países como el nuestro donde sabemos divertirnos, vivir, soñar...) se desmorona cuando la realidad te encuentra de frente y te enseña que no todo es lo que parece y mucho menos cuando las necesidades se convierten en parte de esa existencia fugaz donde los placeres pueden servir para vivir un día más al margen de todo lo establecido.

Bares diminutos en los cuales tener un lugar para sentarse es un privilegio, espacios en los que el alcohol, los sueños y las palabras más allá del significado lo son todo, restaurantes en los que no caben dolores de huesos porque el asiento roza el suelo, luces con mensajes esculpidos a base de preciosos símbolos sobre la tela, olor a cebada y sake mezclados con algún momento para el alimento llegado de mucho más allá de donde los libros indican y sobre todo gente que necesita lo que todos añoramos alguna vez, esas palabras escupidas al viento y que nadie escucha porque son lo que cada uno quiere que sean.

No miran ni bien ni mal al desconocido de rasgos distintos y occidentales que violenta su espacio diario para purgar las penas que se impregnan en la conciencia, llenan el vaso de sake y lo apuran con el ansia de quien sabe que puede ser el último o dejan que la cerveza se derrame sobre la barra para que pueda asentarse poco después en el estómago, viejos deseos que nunca se realizan y modernos vaivenes que algunos no pueden entender, por eso sus ojos se deslizan sobre tu cuerpo y después... de nuevo el vaso les llama para el siguiente encuentro con ese sueño que es la antesala de la noche cerca de algo o alguien y la mañana que repite la misma historia.

Ejecutivos de medio pelo, chicas perdidas con una maleta llena de sueños, jóvenes de aspecto desaliñado perfectamente peinados para parecer un descuido que no lo es, viejos y viejas que saben el camino de memoria tras décadas saludando al abuelo del actual camarero, parte de esa cultura del saludo antes del placer, la sonrisa sincera antes del trago, la mirada cómplice tras llenar de nuevo la copa.
Un poco de "snacks" picantes, poco de palabras porque no se les entiende, mucho de gestos y miradas cómplices cuando la mano se acerca a los labios con el líquido elemento porque eso es en todos los lugares igual y algún que otro chascarrillo sobre lo que uno es o debería ser.
Las luces encendidas, los lugares a pie de calle o en el primer piso (aquí sí, porque este espacio de calles estrechas y luces clásicas no se pierde en el cielo, está en el lugar de los deseos, en el suelo que uno pisa) y los que solicitan tu entrada en los distintos establecimientos saludando ajenos a qué, quién y por qué, porque al final nada de eso importa cuando el sake y la cerveza deben salvarte de ti mismo y lo que eres.

Golden Gai vive por su propio latido, es un diminuto espacio en la inmensidad de un mundo ajeno al universo, pero la gente que lo frecuenta, sean habituales o los que vamos de paso en días de búsqueda de la libertad mental al otro lado del mundo inhalan ese aliento que hace que se respire distinto y que te llenes de lo que hay en cada esquina, cada rincón, cada estrecha calle donde las lucen en los carteles y lámparas te indican que nada es lo que parece y ese cuadrado de varias calles, escasos ruidos y variopintos personajes son un buen momento para que el sake, la cerveza o el humo de los cigarros te impregnen y sepas que el mundo es tan enorme o tan pequeño como tú quieras.






Albatross

video

Surcos del Siglo XXI - 97

Nos llega una banda que desde sus inicios me ha apasionado y que por fin decido cómo y de qué manera traerlos para que nos demuestren todo lo que ofrecen, que es mucho.


Yo La Tengo (And Then Nothing Turned Itself Inside - Out) 2000


Una banda que es una demostración del tránsito de la Música por el final del siglo pasado y lo que llevamos de éste, no sólo mateniéndose en una forma encomiable sino presentando muchos años después de su debut discos que son un escalón más en su Música.
Yo La Tengo es un grupo que siempre me ha encantado, desde su entrada en el mundo de los sonidos allá por el año 1986 con dificultades y por la propuesta valiente y atrevida hasta los días en los que han sabido reciclarse para, a pesar de obras en las que demuestran que pueden ir más allá, seguir siendo uno de los grupos señeros de la escena "Indie" y alternativa (aunque para etiquetas... pues eso)
Este "And Then Nothing Turned Itself Inside - Out" es una maravillosa obra en la cual se han decidido por variar la estructura de sus temas, casi siempre en unos ritmos que llevaban al movimiento fácil por temas más lentos, oscuros en su concepción e interpretación.
Baladas suaves con ritmos continuos e incluso ruidos de fondo que abundan más en ese concepto de melancolía, guitarras y bajo en momentos vibrando para hacer sentir sus cuerdas en la piel y a diferencia de otras obras más instrumentación que abren las posibilidades sonoras como nunca habían hecho.
Otra maravillosa sorpresa son los temas de largo recorrido, de hecho el disco doble presenta algunos en los cuales la banda se explaya en los tiempos aguantando perfectamente la composición sin fisuras, pera terminar con ese tema casi épico de 17'41 "Night Falls On Hoboken" un sentido homenaje a su lugar de origen.
77'15'' de Rock personal e intransferible, porque la Música de Yo La Tengo suena a ellos, una manera de componer reconocible con un sello propio que se desprende de esos momentos guitarreros tan suyos, las cuerdas envolviendo todo el ambiente y las voces y coros de las que no se olvidan, a pesar de un álbum hecho con esa parte de la mente que pide gritar ciertas cosas que por dichas nunca sobra.
Si no conoces Yo La Tengo atrévete a entrar en un mundo de sonidos en los que la fantasía queda en manos de lo que tus sueños te provoquen, una banda original que no deja indiferente.

1:  Everyday;  Our way to fall;  Saturday;  Let's save Tony Orlando's House
2:  Last days of disco;  The crying of Lot G;  You can have It all;  tears are in your eyes
3:  Cherry Chapstick;  From black to blue;  Madeline;  Tired Hippo
4:  Night Falls On Hoboken




jueves, 25 de julio de 2013

Surcos del Siglo XXI - 96

Desde Escandinavia, ese lugar que nos apasiona, para que los sonidos te golpeen como una maza que despierta tus sentidos un grupo que no tiene nada que ocultar.


The Hellacopters (High Visibility) 2000


Los entendidos dicen que hacen garaje, y será así, pero como todavía me encanta escuchar la Música y sacar mi opinión para poder recrearme cuando disfruto creo que estos chicos suecos hacen Rock, duro y potente pero Rock, porque eso del garaje es más sucio, más como el que tengo donde guardo el coche y los bártulos, y estos, al menos en este "High Visibility" están más pulidos, como que el sonido te entra por todos lados y de una manera que el Rock llama Duro, o Hard en algunos casos si te pones a ello.
Es cierto que en sus comienzos eran más sucios en el sonido, más tirando piedras donde pillaban, pero también creo (hoy vamos de opiniones, ¡¡qué jooooooooé!! ni que fuera el Blog mío) que este disco es el cambio que necesitaban para ser una gran banda de Rock poderoso y sin fisuras, donde todo te golpea y te llega hasta la médula espinal para recrearte en esa Música que te atraviesa.
Cambio de guitarra y sonido compacto, como una losa, sección rítmica de abrasar al margen de lo que suena por delante de ellos, aguantando el tirón como un tren de mercancías y mientras las guitarras y algún que otro teclado que se escapa por ahí, que por cierto me gustaría escucharlo más porque daría otro toque que no estaría de más en lo que hacen.
Con todo esto la guitarra solista se desmelena como quiere (debe animarle mucho esa patada en el culo que le van dando bajo y batería tema tras tema) y los solos nunca están de más, precisos, pulcros y realmente bonitos (¿garaje? ¿dónde he escuchado yo esas guitarras así...?) a lo que se une una voz que parece no desfallecer, no sé si aguantaría un concierto de dos horas largas a ese nivel pero en el disco la garganta está muy bien y se agradece porque los temas tienen letras que se alargan.
Nuevo siglo, viejos sonidos, Rock de alta escuela con lo que se ha mamado de demasiados años y estos chicos escandinavos han aprendido de los mejores, se nota.
Un buen disco de Rock Duro para saborear cuando necesitas una descarga de adrenalina que te suba a las estrellas, doble disco de tres caras (la cuarta la pones y la aguja del tocadiscos se vuelve majara y se desliza sin parar) en 40'22'' de poderío a través de las venas.
Nick Royale voz, guitarra, clavinet, percusión. Robert Dahlqvist guitarra y voces. Kenny Häkansson bajo. Robert Eriksson batería y voces. Bobby Lee Felt teclados.

Songs:  Hopeless case of a kid in denial;  Baby bordeline;  Sometimes I don't know;  Toys and flavors;  You're too good (to me baby);  Throw away heroes;  No song unheard;  Truckloads of nothin';  A heart without home;  No dogs;  No one's gonna do It for you;  I wanna touch;  Hurtin' time;  Envious


Surcos del Siglo XXI - 95

Una enigmática unión (o no tanto) entre décadas de Música y sonidos más allá de la propia realidad se dan cita en este viaje por un siglo que puede ofrecer mucho.


Acidmothersguruguru (Underdogg Express) 2008


Tal y como suena se escribe o como se escribe suena, todo juntito para que no haya lugar a dudas sobre la perfecta máquina ensamblada que es Acidmothersguruguru, un sueño de tres décadas unido a través de los sonidos por miembros de dos de los grupos míticos de una Música absolutamente visceral, mental y fuera de toda época.
Uno de los emblemas del Krautrock en su vertiente espacial más absoluta, Guru Guru a través de uno de sus miembros Mani Neumeier y dos partes de ese icono de la actual Música extrema japonesa en su rama mental y transgresora Acid Mothers representado en Kawabata Makoto y Atsushi Tsuyama, se resisten a creer que hay distancias entre los creadores por motivo de los años que separan los conceptos musicales de ambos y las edades de los mismos y dejan un disco doble de pura efervescencia en el cual los sonidos te meten una dosis de adrenalina pura por encima de creencias y normas establecidas.
Grabado en directo en Japón en febrero de 2008 el doble vinilo es una exhibición de jams brutalmente concebidas y mejor interpretadas en formato de Power Trío poderoso y salvaje que nos trae de nuevo la Psycho más pura, Rock Espacial que se deja caer por todos los sentidos en improvisaciones eternas que no dan lugar a tomar prisioneros.
Acid Guitar por todos lados, fuzz a tope y una libertad creativa llevada hasta las últimas consecuencias por tres músicos que creen en ello y lo demuestran.
La guitarra de Kawabata ruge furiosa en auténticos delirios instrumentales, solos salvajes, demoledores, abrasando los sentidos con las cuerdas a punto de ahogarte seguida sin descanso por la sección rítmica que no tiene desperdicio, la batería casi en continuos solos que siguen ritmos o provocan que le sigan a ella con un Neumeier inspiradísimo y la brutal interpretación al bajo de Atsushi Tsuyama que te patea las tripas.
Jams tremendas sin final posible, comenzando con el tema que da título al disco, 29'19'' de libertad absoluta ocupando la cara A y parte de la B del disco... demencial.
Un disco para los que amamos estos sonidos espectrales y dejarnos ir por lo que ofrecen cuando todo está mentalmente fuera de control, una obra tremenda para saborear... cuándo y cómo ya es otra cosa.

Side 1:  Underdogg Express (part 1)
Side 2:  Underdogg Express (part 2);  Flexit Wister
Side 3:  In The Cave Of The Mountain Gods;  Spirit Of Narna
Side 4:  Into...;  Bo Diddley



Surcos del Siglo XXI - 94

Un grupo que tuvo un antes y un después, quizás esa cercanía del nuevo siglo les hizo cambiar pero a fe que lo hicieron de una manera tan radical como efectiva (como siempre, para que las obviedades no falten, para el que suscribe)


The Beautiful South (Blue Is The Colour) 1996


De los restos de The Housemartins, un grupo de Pop ligerísimo y sin pretensiones (si las tenían obviamente no llegaron a lo que se esperaba en la calidad) se desprendieron dos miembros que formaron a finales de los ochenta The Beautiful South.
Sin dejar ese Pop ya con un poco más de Rock se empeñaron en aumentar la calidad de sus composiciones y los álbumes demostraban esa madurez que les faltaba anteriormente, aunque seguían esa senda de Música fácil y fresca con toques de instrumentales más elaborados.
Así durante cuatro discos escuchables y divertidos que me han hecho pasar buenos momentos hasta que de pronto sacaron a la luz un lado oscuro que agradecí de manera infinita, y con este "Blue Is The Colour" dieron un giro en su manera de concebir sus obras.
Un disco oscuro, melancólico y pesimista que juega con ese despiste de lo que la banda era y quería ser, una obra madura a golpe de letras rasgadoras, tremendas y que se lanza al barro para llenarse de la mierda que nos rodea en esto que llamamos sociedad.
Un esfuerzo realmente encomiable por variar una imagen asentada como grupo pero que ya les venía pequeña con trallazos como "Liar's Bar" en el cual abordan el problema del alcoholismo; una pulla en forma de sarcasmo al capitalismo nos encontramos en "The Sound Of North America", la prostitución en clave de desgarro emocional descrita en "Mirror"; la melancolía llevada casi al extremo en esa belleza de canción llamada "Have Fun", dolorosa y triste.
Todo un nuevo concepto tratado en las letras, la Música, suaves guitarras y teclados que te hacen sentir lo que te dicen, con la voz de Paul Heaton, el líder y alma del grupo esforzándose por cantar de manera dura y casi como un llanto sin escatimar esfuerzos en escupir al viento eso que le atormenta.
La banda en su línea, voces y coros perfectos (hay tres voces solistas en el grupo) más oscuros eso sí, ritmos suaves y delicados pero los toques de viento llevan esa melancolía impregnada.
Un disco que demuestra la madurez de una banda que dejaba esa frescura para ser "adultos" quizás por eso no se libraron ni de la censura de los popes de las emisoras que cambiaron descaradamente la letra del tema "Don't Marry Her" en su estribillo, en el cual se dice en el tema que abre el disco "Don't Marry Her Fuck Me" para pasarlo a "Don't Marry Her Have Me" ¡¡alucinante!! (en el disco pegatina avisando sobre la posible ofensa, ¡¡casi nada!!)
Paul Heaton voz. Dave Hemingway voz. Jacqui Abbott voz. Dave Rotheray guitarra. Sean Welch bajo. Dave Stead batería.

Side One:  Don't Marry Her;  Little blue;  Mirror;  Blackbird on the wire;  The Sound Of North America;  Have fun
Side Two:  Liar's bar;  Rotterdam;  Foundations;  Artificial Flowers;  One god;  Alone

miércoles, 24 de julio de 2013

Haiku

El Haiku es un poema corto de diecisiete sílabas que se encuentran distribuidas en tres versos. Lo que a mi modo de ver le hace bello es lo impactante de su mensaje en tan corto espacio. Se trata de un flash, un estallido que llega con las palabras precisas, y entra en los sentidos. Realmente se expresa lo que está ocurriendo en ese momento, lo que llama la atención del poeta y le sale de su interior.



Este camino 
ya nadie lo recorre
salvo el crepúsculo.

Un rayo de eternidad
descubro en las hojas
caídas en mi jardín.

En medio del campo
sin apego de ningún tipo
canta la alondra

Un mar revuelto:
sobre la isla de Sado
la Vía Láctea

Tarde de otoño
también hay alegría
en estar solo

Un delicado pie
vadea el agua primaveral,
nublándola

Viento de otoño
un mendigo me mira
y se compara

Funny Ways

video

domingo, 21 de julio de 2013

Surcos del Siglo XXI - 93

Un grande que sigue, y sigue, y sigue, a pesar de épocas, décadas, siglos pasados, venideros y lo que sea, porque el talento tiene eso.


Tom Petty And The Heartbreakers (The Last DJ) 2002


Sin nada que demostrar, salvo el hecho de seguir en la industria porque le apetece y sobre todo sabiendo que porque puede dar calidad cuando muchos se arrastran al final de sus días, un grande como Tom Petty y sus impenitentes Heartbreakers que le han acompañado con pocos cambios durante más de treinta años se permitieron ya entrado este milenio un disco que destila todo lo que sus obras han tenido de manera general, calidad, clase y mucho Rock And Roll.
Atacado por un sector de la industria por esas pequeña cosillas que a cada uno le sientan como le da la gana, sacó a la luz este "The Last DJ" que en algunas de sus canciones, la homónima "The Last DJ", "Money Becomes King", "Joe" y "Can't Stop The Sun" y el disco en general se convierten en una crítica feroz contra la industria de la Música y su manera de prostituirla por cuestiones ajenas al talento de quienes la crean o viven de ella.
Debido a esto el disco fue censurado en más de una emisora de radio y TV lo que no hacía si no dar la razón al artista.
Por lo demás el disco es una obra de Rock perfecta, otra más, en la cual se notan los años dejados bebiendo de esto y un puñado de canciones que si ya son pulcras y sin fisuras en la escritura se convierten en una perfecta máquina expresada en la interpretación por una banda de músicos de toda la vida que ya vienen de vuelta y que se divierten con lo que hacen, que no es poco.
Arreglos orquestales y cuerdas que se cuelan en algunos momentos, letras poderosas (a poco con lo que querían expresar) que surgen de la garganta de Tom Petty sonando como hace treinta años, acompañadas de esa banda solvente, compacta, verdaderamente deliciosa.
La guitarra de Mike Campbell sigue poderosa, elegante, fina y dura cuando se requiere, un crack a las seis cuerdas que lo borda y el resto en su sitio, perfectos y sin problemas a la hora de dar vida a esos 47'23'' que divididos en doce temas son un tratado de Rock bien hecho.
Un disco que no será la joya de la corona y que quizás no aporte una nueva visión de la Música, pero que deja bien claro qué es el Rock, cómo hay que interpretarlo y de qué manera hay que hacerlo sonar y eso no está al alcance de cualquiera, al menos a este nivel de perfecta sintonía con lo que llega a los oídos.
Disco para disfrutar en cualquier situación, cualquier lugar, para mí una gran obra, enorme y preciosa de auténtico Rock And Roll, más que les pese a algunos. Hay artistas que aún no se arrastran, Tom Petty y sus Heartbreakers son de esos.
Tom Petty guitarra, bajo, piano, ukelele, voz solista. Mike Campbell guitarra y bajo. Benmont Tench teclados. Scott Thurston guitarra, steel, ukelele. Steve Ferrone batería. 

side 1:  The Last DJ;  Money Becomes King;  Dreamville;  Joe;  When a kid goes bad;  Like a diamond
side 2:  Lost children;  Blue sunday;  You and me;  The man who loves women;  Have love will travel;  Can't Stop The Sun


Surcos del Siglo XXI - 92

De vez en cuando podemos saborear buenas obras (algunas de gran calibre) hechas cerca de donde nos encontramos y ya que se puede vamos allá.


Mermaid (Red Led Or Death) 2003


De no ser porque sé que son de donde son y porque me interesa mucho la poca (y esto es una desgracia como otra cualquiera) Música de calidad que se hace por estos lares llamados "Piel de Toro" escuchando a Mermaid me iría inmediatamente a esa corriente de grupos escandinavos o en general del norte de Europa que están recuperando todo el Hard Rock de los setenta para hacerlo suyo de nuevo y recordar que lo bueno, lo mejor y lo excelso no hay que olvidarlo nunca.
Este grupo navarro nos deja con su "Red Led Or Death" un tremendo disco de Hard poderoso y salvaje hecho e interpretado a la vieja usanza, quizás un poco acelerado para lo que eran esos mitos sagrados, pero con una calidad de sonido y sobre todo interpretativa que es de resaltar.
Power Trío donde cada uno tiene muy claro lo que hay que hacer, sin fisuras ni agujeros por donde perderse la guitarra lleva la batuta porque los riff, sean limpios y pulcros como en ocasiones sucios y rasgadores así lo requieren, riff sobre los que se meten a saco un bajo y una batería que permiten a las seis cuerdas arrancar en solos contundentes y muy elaborados, ya sea al principio de algunas canciones, en mitad de una batería que te patea el trasero o para terminar la canción a saco y de manera brutal.
También tienen momentos para arpegios y melodías del más puro estilo Hard, esas que son como un bálsamo a los sentidos pero sin que la banda caiga en el vacío, siempre sonando como un bloque y de manera dura, potente, pesada, bella.
Cantadas en inglés, las letras y por ende las voces están supeditadas a esos instrumentos que las llevan, una manera de acercarse entre golpes y ritmos que funcionan pero que muy bien.
Una gozada escucharles sabiendo que abrirse paso en una Música que vuelve la mirada a la cuna del Hard en este país es una aventura de locos, pero el sonido extremadamente cuidado te lleva de la mano a esos momentos setenteros donde el Rock Duro lucía con todo su esplendor.
Un disco para gozar, deleitarse y saborear el buen Rock a golpe de temas quejumbrosos como ese "Believe My Diamonds Are Forever But Betrayers", esa cabalgada con el bajo contra todos llamada "Gravity Goes" algo sucio y maravillosamente oscuro. Setentas añejos en "Silver Bullet" y otra cabalgada en "Luchador"...

CARA A:  Silver bullet;  I Rock;  Boots nights;  Believe My Diamonds Are Forever But Betrayers;  Gravity Goes
CARA B:  Woman maching machine;  Southeaven girl;  Forgiven in the awahening of sand;  Luchador;  The last giant 


Surcos del Siglo XXI - 91

Como siempre he defendido no hay fronteras en el mundo de los sonidos y quizás esta sea una prueba (una más, por supuesto) de esto que decimos hasta la extenuación.


Deadpeach (Psycle) 2007


Amamos la Música y amamos sin fronteras, nacionalidades o cualquier etiqueta que signifique ser menos, más o... y en este caso nos acercamos a ese lugar que como país me fascina, y como creador de Música me inspira de vez en cuando en otro sentido.
"Psycle" es la obra debut de Deadpeach, un grupo italiano de Rock salvaje y poderoso, un Power Trío con una energía absolutamente maravillosa descargada en una Música de ambientes Psycho, Space Rock y poderosa y majestuosa sección rítmica que te golpea a base de graves y bajos dejando el espacio necesario para que esas seis cuerdas demoledoras te corten el aliento con solos desgarradores y lacerantes, un cuchillo a flor de piel con tremendas cargas de fuzz guitar, una losa como un muro que se cae encima de golpe.
A pesar de su época, ese 2007 que ya se alejaba del siglo anterior, las influencias Psycho (afortunadamente vivas aún) se notan en los instantes de ritmos cargados de graves, guitarras y bajos en esa cadencia que parecen salirte del estómago como un golpe hacia el exterior, melodías que guardan la iniciativa para esos riff cortados a cuchillo y los solos que se sustentan en la poderosa base.
Reminiscencias de finales de los sesenta y principios de los setenta en ese paso de la Psycodelia al Hard Rock tremendo y de tantos goces, el disco es una demostración del amor por esos sonidos, una grabación que parece sacada de hace cuatro décadas y los efectos envolviéndote el cuerpo como si fueran una suave manta que más adelante te estruja con su contundencia, realmente emotivo y directo a los sentidos.
El disco es un paseo por esos instantes de Rock lacerante, guitarras a toda pastilla para emocionarte o darte el golpe definitivo, la voz poca o casi ninguna y a mí me sobra la que hay y el muro de bajo y batería impactado en tus sentidos. Temas cuidados y sobre todo muy bien interpretados, algunas piezas de auténticos ambientes espaciales para perderse, como el temazo "Benares", una pasada o la entrada a saco que es "Orange Buzz" para no respirar.
Un intenso latido desde la primera nota hasta el final de un disco que resume lo que el grupo lleva de lecciones aprendidas al escuchar la Música, para disfrutar de una descarga y que la adrenalina se derrame por cada poro de la piel.
Steve bajo y voz. Fede batería. Gio guitarra y voz.

SIDE A:  Orange buzz;  Dewo;  Silver house;  Family and lies
SIDE B:  Benares;  In the power of the road;  Stars


Surcos del Siglo XXI - 90

Como somos así (que no sé cómo es) nos damos a nosotros mismos un giro de 180º y vaciamos las mentes con una descarga frenética de auténtico buen Rock.


Birds Of Maya (Ready To Howl) 2010


Desde la ciudad del amor fraternal nos llega una descarga de adrenalina y brutal poder de la mano de un grupo potente, inquietante, salvaje y emocionante.
Birds Of Maya no sabe de tomar prisioneros y este su segundo trabajo "Ready To Howl" menos aún, porque desde la primera ocasión en la que arrancan hasta el final de la obra en la que no sabes por dónde te van a venir los golpes todo se desarrolla a velocidad de vértigo, una descarga de sonidos lacerantes realizados por este Power Trío que rompe todo lo que se le va poniendo a su paso.
Entre el Killer Rock, ese garaje oscuro que a veces no tiene final y el Rock Duro más pesado y oscuro (de hecho la grabación da la sensación de estar hecha metidos en una tinaja para que todo parezca más lejano, más inaccesible, algo que se alcance sólo si te disparas y vuelas) estos tres salvajes agarran sus instrumentos y se lanzan furiosos en jams eternas que no tienen final, a menos que decidas bajar el volumen o quitar la aguja cuando tus sentidos han decidido decir ¡¡Bastaaaaaaaa!! (en eso a los míos les tengo muy bien enseñados y no lo suelen decir si yo no se lo indico)
Tres temas componen este "Ready To Howl" en un doble disco que va pasando sin cortar en ningún momento lo que te viene encima, comenzando con el aperitivo, ese "Ready To Howl" de 3'27'' que se lanza a tumba abierta por la pendiente de los desesperados, guitarras asesinas, la batería rompiendo los palos en cada golpe y un bajo que se sube al cuello para ahogarte sin remisión y a partir de aquí todo es un torbellino de sonoridad salvaje y sin pausa cuando pasan al segundo tema, "Porch Dude" que entra como un cuchillo en tus sentidos con un solo de guitarra alternando riff (apenas, todo sea dicho) de 20'05'' en una continuidad que se demuestra, y es el colmo, acabando la cara, cortando en seco el tema y comenzándolo en la continuación allí donde lo dejaron. 
La tercera pieza sigue la misma pauta, "Heavy On Sunday" y 22'31'' de alarma social, que es lo que puede generar si te escuchan ponerlo en algún instante. De nuevo fiereza sin límites y hasta que el alma se te caiga a los pies.
El nombre de las tres caras sonoras del disco Friday, Saturday y Sunday no sé si querrán decirte algo pero ahí queda el detalle porque estos tres tipos no deben dejar nada al azar, al menos en lo referente a violentar tus sentidos y enviarte a un viaje escalofriante dentro de tus sueños o tus pesadillas, eso ya lo elige cada uno.
Birds Of Maya, una maravillosa manera de asaltar tu mente, ¡¡y que siga!!


Incompatibilidades


A veces ciertas normas impuestas por una sociedad en continuo avance de la educación y el bienestar (no, aún no he bebido porque son las 7:35 de la mañana y la hierba me toca más tarde) hacen que seres con un desmedido sentido de joder a los demás salgan indemnes y encima con su capacidad para hacer el mal intacta.
Sintiéndolo mucho (no lo siento nada pero como inicio de frase queda de lo más lucido) no acepto esa basura que provoca que se trate al pordiosero mental mejor que al que quiere y desea vivir sin más simplemente porque la Madre Naturaleza les jugó una mala pasada, porque eso en la mayoría de las ocasiones no es culpa de nadie.
No es incompatible ser un discapacitado con ser un hijo de puta, y el respeto que me merecen los primeros cuando lo son y se comportan como personas válidas y de carácter me hacen entrar sin ningún problema en esas normas para ayudar, ceder, procurar que algo funcione... pero si se agarran a esa excusa para comportarse como cabrones que buscan joder al de al lado a sabiendas que... no paso ni una.

A modo de ejemplo (y de paso dedico estas líneas a uno de esos pordioseros mentales que usan el poder que tienen en el agujero de su culo, lugar donde se ubica el cerebro) tengo que lidiar de vez en cuando con un personaje que tiene un defecto en una pierna, es decir es cojo; esto, a pesar de que alguno pudiera pensar lo contrario no le resulta incompatible con ser un hijo de puta que intenta imponer su voluntad a base de amenazas, insultos y presiones de todo tipo aprovechando el poder que tiene sobre la economía de cierto sector de mi entorno laboral, un auténtico cabrón subido a las estrellas por esas normas que me niego a seguir.
He oído incluso decir "pobrecillo, ya tiene bastante con lo suyo" a alguien a quien ha ofendido y humillado públicamente ¡¡por dios!! eso es lo que me niego a entender y conmigo no va.
Lo suyo es ser un castrado mental, un "cojo de oído" como yo le digo porque ni escucha ni quiere porque hace lo que le sale de los huevos y si eso implica que se lleva por delante a alguien mejor. No sé si de pequeño le dieron una pedrada y en eso se quedó, si la mala baba de no poder practicar atletismo de alto nivel le ha carcomido por dentro o el no llegar a tiempo a los sitios provocaba que le pusieran los cuernos antes que a ninguno, pero no me importa.

El tipo es cojo pero un hijo de puta, no es incompatible a la vista está, y me alucina que aún se le pueda ni tan siquiera estrechar la mano cuando aparece con ese movimiento chulesco y la mirada displicente preparando la siguiente marranada.
Tengo amigos discapacitados y mentalmente han desarrollado una capacidad para sobrevivir en un mundo de mierda a base de su intelecto y basándose en las personas que quieran ayudarles porque ellos ofrecen a su vez amabilidad, cordialidad, amistad... y así es fácil echarles una mano, pero el "cojo de oído" este y todos esos castrados mentales que pululan por ahí necesitarían que les recordaran de vez en cuando que ser hijo de puta, con o sin discapacidad puede llevarte a resbalar por un barranco o sentir que alguien jodido en un mundo de mierda como este acabe haciendo que la otra pierna te sostenga menos.

Incompatibilidades hay muchas, pero si está por medio la mente y ésta se empeña en hacer que cualquier hijo de puta ejerza de ello, todo es compatible, porque la mala sangre nunca tiene límites, ya sabéis lo del ser humano y su involución.