domingo, 22 de enero de 2017

De Vinilos y Otras Glorias MDCCCXXXVI

Desde el lugar donde lo prohibido comienza a tener sentido.


La Mosca (The Fly) (NPK 2) 1970


Cuando un proyecto se torna original y valiente, pueden ocurrir muchas cosas, pero al menos, para los que buscan algo que les remueva las entrañas, indiferencia no provocará.
La Mosca (The Fly) es un ambicioso sueño (porque los proyectos son una cosa y los sueños otra que pueden coincidir o no con lo primero) del guitarrista Raymond Gómez, acompañado de su hermano Jean Pierre, ex de Los No, Mathias Sanvellian en los teclados, un fan sin condiciones del Prog. que se destilaba en esas épocas y que convertía su "Hammond" en un pequeño reducto de recuerdos y sonidos llegados de otros lares y que había grabado anteriormente en España un álbum con Eddie Lee Matisson "A La Costa Brava", Christian Mekies al bajo y Bob Thackway en la batería, antiguo pegador de los timbales en Pop Tops.
Todos juntos publicaron este extraño artefacto llamado "NPK 2" que tenía el apoyo del sello de Los Pekenikes, y al que se puede tachar de muchas cosas, pero de falta de originalidad, no. Excepcional trabajo de Prog. cuidado y lleno de ideas, donde la guitarra de Raymond sale para recordar que donde hay, se puede sacar, acompañada siempre, casi siempre y más de muchas veces por el aullido del "Hammond", atento, intenso, y en temas como "Mademoiselle" lleno de todo lo que este maravillosos instrumento cuando se sabe usar puede dar.
Una sección rítmica solvente y sin nada que demostrar (todos eran músicos curtidos en mil y una batallas) apoya sin condiciones y permite que los solistas se luzcan y hagan lo que les da la gana, que no es poco.
Un disco muy particular, ajeno a casi todo lo que se hacía y se hizo en este país por aquellas épocas, con clase, talento y lleno de imaginación, en el cual destaca la calidad de las interpretaciones y una muy cuidada (y preciosa, por cierto) imaginería Prog. que lo llena todo.
Disfruta con La Mosca (The Fly) para seguir descubriendo que no todo es lo que parece y además suele ser mucho mejor que todo eso, porque donde hay...

Cara A:  Libre;  Chemin de fer;  Dormilón;  Pájaro amarillo volando
Cara B:  Érase una vez;  Mademoiselle;  Señal de peligro

2 comentarios:

  1. Infinitamente emocionante, música que reclama ser disfrutada seduciendo desde el primer instante, algo que irremediablemente consigue con una facilidad arrolladora.
    Realmente delicioso.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deliciosa tú, que eres capaz de llegar hasta lo más profundo de cosas como esta.
      Besos

      Eliminar